4 de febrero de 2009

Los Tulipanes

- Che, no nos alcanza para los Auténticos Decadentes
- Y bueno… llamemos a Los Tulipanes.
Este diálogo puede escucharse en las sociedades de fomento, clubes o instituciones similares que no alcanzaron a reunir el dinero suficiente para festejar el carnaval con la banda de Cucho Parisi. Cuando las rifas y las kermeses no otorgan los beneficios esperados, el Plan B es intentar que haya diversión, alegría y fiesta, cantando “Tomate un vino y olvidate”.
Los orígenes de Los Tulipanes se remontan a 1991, cuando un grupo de amigos de la zona sur del GBA decidieron juntarse para armar una banda “pachanguera”. La década del 90 fue complicada: no había un mango y, si querían tocar, debían hacerlo por el pancho y la Coca (o en este caso, por el chori y el vino). Pero se acabó el menemismo, y llegó el milagro: Oscar Mediabilla se mostró interesado en el grupo y, con su apoyo, Los Tulipanes lograron poner a la venta su primer CD, con éxitos como “El Ángel”, aquel tema que decía:

Porque en el cielo no hay
Vino y cerveza
No hay milanesa
No hay pizza y café
Porque en el cielo no hay
Plantitas verdes
No hay tortas fritas
No hay Coca y fernet

Desde entonces, Los Tulipanes tuvieron el privilegio de participar en festivales junto con bandas de mayor calibre, sus canciones sonaron en la radio y la TV, y sacaron 2 CD más. Sin embargo, para muchos no dejan de ser los hermanos menores de los Decadentes. Y para otros, Los Tulipanes son solo la competencia de Prime y Camaleón.

4 comentarios:

Rstp dijo...

pense que era una foto de los foreros jugando al futbol

da para especiales, nueva seccion y ropa de arquero.

Matías dijo...

Euuuuu... Estoy descoforme con la elección de los tulipanes...

Son los que me enseñaron a tomar todo el fernet, porque en el cielo no hay...

DEPORTIVO ARMANDO dijo...

Jaja fenomenos los tulipanes!!!, que vuelvan como soda!!!

Facundo Cano dijo...

En la canción "Tomate un Vino y Olvidate" la banda mencionaba a un extraño "Gustavito" y esto dio lugar a una insólita minisaga de interpretaciones; se decía que aludía a un cafiolo de Banfield, pero también a Satanás. Equivale al no menos famoso "Huguito" que aparece cual fantasma en "Devolvé la Bolsa" de la Bersuit.